• Fones

¿Sabías que algunas enfermedades autoinmuenes pueden afectar tu salud bucal?

Amelia Martín Crespo

1° Curso de CIclo Superior de Higiene Bucodental.



En la cavidad bucal además de enfermedades específicas de la boca, también podemos encontrar manifestaciones de enfermedades sistémicas. Un ejemplo de ello lo tenemos en la ulceración crónica del paladar duro que manifiestan los enfermos de tuberculosis pulmonar o la periodontitis en personas que sufren diabetes, al igual que estas también se pueden presentar lesiones de enfermedades autoinmunes.

Las enfermedades autoinmunes, son aquellas que se definen como un trastorno en el que el sistema inmunitario de nuestro cuerpo, ataca sin razón aparente al propio organismo de distintas formas y con diferentes consecuencias. Como ejemplo de enfermedades autoinmunes que muestran lesiones en la cavidad bucal son el pénfigo y el liquen plano.

PÉNFIGO.

El pénfigo, es una enfermedad autoinmune, grave y poco frecuente, que afecta sobre todo a personas entre 50 y 60 años. Su etiología es desconocida y se caracteriza por la aparición de ampollas y llagas en la piel o en las membranas mucosas de la boca o los genitales. (Marchena L. y col., 2014)

Cuando dicha enfermedad aparece en la cavidad bucal, se le conoce como pénfigo vulgar, y se manifiesta con la aparición en primer lugar de ampollas en la boca y posteriormente en la cara o en los genitales. Las ampollas que aparecen suelen ser dolorosas pero no generan picazón, la aparición de estas en la boca o garganta generan una dificultad para tragar y comer.

Como nos indica en su web la Clínica Mayo, no se trata de una enfermedad contagiosa. El tratamiento deberá ser específico, mediante la administración de corticoides o antiinflamatorios que ayudan a frenar dicha enfermedad.

Puesto que las manifestaciones clínicas del pénfigo pueden presentarse en la cavidad bucal, el odontólogo tiene la responsabilidad de conocer y diagnosticarlas, para que junto con el dermatólogo, puedan constituir un equipo multidisciplinar capaz de diagnosticar y tratar al paciente que presente esta enfermedad. (Estevam L. y col., 2007)


LIQUEN PLANO.

El liquen plano al igual que el pénfigo, es una enfermedad autoinmune, inflamatoria crónica, que afecta sobretodo a personas entre 50 y 60 años. Se caracteriza por la aparición de lesiones en la mucosa bucal. Dicho trastorno, aparece cuando el sistema inmunitario ataca las células de esta mucosa, por razones aún desconocidas. (Clínica Mayo)

Dichas lesiones pueden presentar aspecto de llagas abiertas, manchas blancas o rojas reticuladas y dolorosas. Estas aparecen con mayor frecuencia en el interior de las mejillas, encías, lengua y tejidos internos de los labios o en el paladar. El paciente puede describir, sensación de ardor o dolor, sensibilidad al ingerir alimentos calientes, ácidos o picantes, sangrado e irritación con el cepillado dental, inflamación de las encías (gingivitis) y molestias al hablar, masticar o tragar. (Clínica Mayo)

Aunque se trate de una enfermedad que no tiene cura, no es contagiosa, y sus síntomas se pueden controlar con el tratamiento adecuado. Las personas que sufren dicha enfermedad deberán ir periódicamente a la clínica dental, para controlar las lesiones, ya que pueden volverse cancerígenas. (Matesanz-Pérez P. y col.)





Por lo tanto, si en algún momento te notas alguna de estas lesiones, no las ignores y acude a tu clínica para que puedan tratar tu caso personalmente. No todas las lesiones que aparecen en nuestra cavidad bucal son simples llagas.









74 vistas